Cómo nos ordeñan

Nadie es capaz de explicarnos por qué baja el petróleo pero no descienden los precios de venta al público de las gasolinas y el gasoil. Este mes, el barril de crudo ha protagonizado un descenso histórico, hasta los 65 dólares, poco más de 52 euros, lo que significa una caída de casi el 45% del precio del crudo en el último medio año. Sin embargo, aunque el precio del petróleo ha bajado casi hasta la mitad, el de las gasolinas apenas ha descendido. El consumidor es el último eslabón en la cadena alimenticia, el manso placton del que se alimentan con márgenes abusivos quienes han colonizado mercados sin competencia real.

Canarias fue, hace no muchos años, una especie de paraíso fiscal. No teníamos impuestos sobre el consumo y se recaudaban de forma moderada a la importación de mercancías. Comprar bienes y servicios en las Islas era muchísimo más barato que en territorio peninsular. Tanto es así que los ciudadanos que viajaban del archipiélago al territorio continental tenían que pasar por una severa revisión aduanera. La abolición del régimen especial canario para favorecer nuestra integración en la Unión Europea supuso un cambio de modelo que, para muchos, ha traído un importante desarrollo a Canarias e inversiones en obras públicas. ¿Resultados? Cuando vamos a cerrar el año 2014, el balance de Canarias es que tenemos unas 350.000 personas buscando trabajo sin encontrarlo (datos EPA), que nuestra cesta de la compra se encuentra entre las cinco más caras del Estado; que nuestro salario medio se sitúa entre los tres más bajos de todos los teritorios nacionales; que los sectores protegidos con ayudas han caído en el PIB; que el Gobierno central ha eliminado cada vez más ayudas y subvenciones para Canarias… No parece que nos podamos poner una medalla.

Quienes tengan que viajar estas Navidades podrán comprobar como los pasajes a Canarias, a pesar de las ayudas, suponen una puñalada al bolsillo de los ciudadanos y sus familias. Quien encargue una mercancía verá en sus propias carnes las excelencias fiscales de las aduanas es las islas. Nos están ordeñando constantemente con todo tipo de impuestos directos e indirectos que este Gobierno del PP ha subido hasta cuarenta veces en estos tres años, aumentando en 31.000 millones la presión sobre los bolsillos de los españoles. Y encima se inventan nuevas figuras como la “suficiencia energética” de las viviendas o la inspección “técnica” de edificios con algunos años o la ITV de los vehículos que ya pagan el impuesto de rodaje. Por todos lados nos meten las manos en el bolsillo para manosearnos la cartera.

Constituye algo asombroso que en esta tierra, donde no hay transporte alternativo al de la carretera, nuestro Gobierno esté callado como un difunto ante el hecho insólito de que el precio de las gasolinas y el diésel esté ajeno al desplome del petróleo. Esa es la mejor muestra de en el fondo les importamos un higo pico.

About admin

Jorge Bethencourt es periodista y empresario. Fue subdirector del periódico Diario de Avisos, director de La Gaceta de Canarias y el primer director de la Radiotelevisión Canaria. Además ha sido consejero de RTVE y colaborador en diversos programas de radio y televisión. Es autor de varios libros y columnista habitual en los rotativos canarios. Presidió la Asociación de la Prensa de Tenerife entre 1995 y 2007. En la actualidad escribe en Criterios del periódico El Día, es comentarista editorial en el programa "La Portada" de Radio Club Tenerife (Cadena Ser) y dirige su propia agencia de prensa.
This entry was posted in MANUAL DE OBJECIONES. Bookmark the permalink.